Un maestro sustituto que vive en su automóvil recibió una sorpresa de cumpleaños de un exalumno: US$ 27.000

 Un maestro sustituto que vive en su automóvil recibió una sorpresa de cumpleaños de un exalumno: US$ 27.000

(CNN) — Ver a un apreciado maestro sustituto viviendo en su automóvil inspiró a un exalumno a intentar ayudar a un hombre que había marcado una diferencia en su vida.

La ayuda llegó en forma de un cheque por US$ 27.000, dinero que el exalumno Steven Nava ayudó a recaudar a través de una campaña de GoFundMe la semana pasada. Un dinero que el exmaestro suplente José Villarruel de Fontana, California, dijo que no esperaba.

«Desde el fondo de mi corazón, tuve que recurrir a todo mi autocontrol para no ponerme sentimental por todo esto y no ponerme nervioso», dijo Villarruel a CNN. «Fue muy emocionante, totalmente inesperado y genial».

El Sr. V, como lo llaman sus alumnos, cumplió 77 años el 11 de marzo. Nava, de 21 años, le entregó el cheque al Sr. V en su cumpleaños, en una fiesta sorpresa con otros exalumnos que acudieron a celebrar.

La celebración y el obsequio llegaron en un momento en el que Villarruel enfrentaba dificultades Él ha vivido en su automóvil durante los últimos ocho años, mientras trabajaba como maestro suplente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles.

Cuando comenzó la pandemia y las clases pasaron al aprendizaje remoto, la necesidad de maestros sustitutos desapareció, dijo. Villarruel solicitó sus fondos de jubilación para poder tener algunos ingresos.

Hace años tomó la decisión de vivir en su automóvil porque enviaba la mayor parte de sus ingresos a su esposa, hijos y familia en México, dijo.

A principios de este mes, Nava se estaba preparando para salir rumbo a su empleo de soldador y se dirigía al trabajo alrededor de las 5 am. Vio a un hombre en el estacionamiento del cercano centro para personas mayores que estaba revisando el maletero de su automóvil.

Nava dijo que pensó que era extraño y no podía de mirar al hombre, pues le resultaba familiar.

«A lo largo del día, me puse a pensar: ‘Espera, espera, espera, creo que ese es mi maestro sustituto’», dijo, y finalmente se dio cuenta de que era el Sr. V, su maestro en la escuela secundaria Fontana.

Nava dijo que siempre había recordado a Villarruel. «Realmente se me quedó por la forma en que era tan amable con sus estudiantes. Preguntaba cómo iba el día, si habías comido, pequeños detalles así. Era muy, muy divertido cuando enseñaba».

Tardó unos días en reunir el valor, pero Nava regresó al estacionamiento y volvió a encontrar a Villarruel. Le preguntó cómo iba su día y cuál era su situación, dijo.

Cuando Nava se enteró de cómo vivía Villarruel, insistió en darle a su antiguo maestro el dinero que llevaba consigo, unos US$ 300.

«Me mostró una gran sonrisa y dijo: ‘Muchas gracias’», dijo Nava. «Se acercó a darme un abrazo y mientras me abrazaba, vi una pequeña lágrima correr por su rostro».

Fue entonces cuando Nava le dijo: «Voy a sacarlo de esta situación, de una forma u otra. Voy a encontrar la manera», dijo.

Related post