Turismo resiliente

 Turismo resiliente

República Dominicana se ha caracterizado por ser un país resiliente, una nación que aprende a levantarse aún en los momentos menos favorables y esta crisis generada por la propagación de la pandemia COVID-19 no es la excepción para volver a hacerlo.

Ya se ha visto que el turismo dominicano ha sido impactado numerosas veces por crisis generadas por el paso de huracanes e incluso por campañas mediáticas a nivel nacional e internacional, sin embargo, el sector ha sabido recuperarse y reposicionarse con más fuerza.

Nuevamente estamos inmersos en una crisis, donde miles de empleados han sido suspendidos, cientos de complejos hoteleros cerrados y millones de dólares perdidos a causa de una enfermedad que, hasta el momento, no tiene fecha de marcharse.

A pesar de lo incierto que se muestra el panorama, tenemos la certeza de que una vez más volveremos a repuntar como el principal destino turístico de las Américas, pero para ello se necesita una sinergia entre el sector privado, público y toda la sociedad.

El Gobierno ha aplicado varias medidas de carácter económico para hacer frente al impacto generado por esta pandemia, no obstante, se necesita ahora más que nunca que se respalde con otras que vayan directamente al sector turístico, especialmente en auxilio de aquellos comercios que viven meramente de esta actividad.

Como sociedad debemos consumir lo nuestro. Cuando se reactive la economía tenemos que consumir en nuestros restaurantes, visitar nuestros hoteles y comprar nuestras artesanías. Somos los dominicanos los primeros que tenemos que comprometernos a seguir desarrollando el turismo interno para garantizar una pronta recuperación del turismo.

Asimismo, hoteleros y representantes del sector deben aunar esfuerzos para ampliar sus ofertas y hacerlas más accesible para los turistas locales, esto para que las familias dominicanas puedan disfrutar de los complejos todo incluido y de los principales destinos turísticos del país a un costo considerable para todas las partes.

Los periodistas, blogueros e influencers somos esenciales en este proceso de recuperación. Les invito a compartir las bondades de nuestro país y a seguir incentivando el turismo interno con el firme propósito de apoyar a nuestros artesanos, comerciantes y pequeños hoteleros para que puedan salir adelante en un escenario como el actual.

Utilicemos nuestras herramientas comunicacionales, nuestros canales y medios de comunicación para sacar adelante este sector del cual dependen miles de familias y que genera millones de dólares para la economía dominicana.  

Related post