Serafín deja un legado de virtudes.

 Serafín deja un legado de virtudes.

Despedirlo tan joven es muy doloroso, porque, además, siempre estaba en faena de trabajo, y así muere, en horas tempranas del día de hoy.

Hace poco nos encontramos en el club Recreativo, donde lo vi muy afanado en las tareas pendientes.

Serafín ya había entendido que debía ir cediendo en algunas de sus responsabilidades. Sentía agotamiento y le habían recomendado bajar la intensidad del trabajo.

Estaba por cumplir esa recomendación, pero sus empresas demandaban mucho de él y era una persona muy responsable y cumplidora.

A su juventud agregaba varias condiciones que adornaban su vida empresarial y asociativa: era un armonizador que, con su noble sonrisa, conquistaba el corazón de los amigos.

Era leal, agudo, inteligente y con una virtud de sabio, correspondía con fidelidad a los compromisos que asumía.

Hoy Moca pierde a uno de sus mejores hijos, y el país a un productor modelo, cuya enseñanza deberá pasar a sus hijos, para seguir aportando este imborrable bien de familia.

Habremos de recordarlo siempre, y muchas instituciones de Moca podrán llevar el nombre de Serafín, como una enseñanza de lo que es un verdadero empresario agropecuario.

Descansa en paz, querido amigo.

Por Jose Rafael Vargas.

Comparte si te ha gustado

Related post