Este virus no se deja matar

 Este virus no se deja matar

El hecho de que 343 personas hayan presentado doble contagio del co­ronavirus en el país en un lapso de tres meses o más, revela la alta po­tencia que tiene este microorganis­mo para reinfectar.

Por lo visto, nadie que ha sido declarado “re­cuperado” tras superar la primera experiencia de contagio, puede cantar victoria prematuramente.

Los casos de doble positividad registrados por Salud Publica obligan a una exhaustiva investiga­ción científica que permita determinar una causa predominante en los episodios de reinfecciones.

Saberlo, o al menor tener una prueba con base científica, ayudaría a reenfocar los trata­mientos aplicados hasta el momento o a pro­fundizar en las causas que llevan a un nuevo contagio cuando se supone que un paciente ha creado anticuerpos para impedirlo tras la pri­mera experiencia.

En lo que llegan las respuestas de la ciencia, esta realidad debe hacernos más cuidadosos y prudentes en el manejo de los contagiados por­que muchos de ellos, considerándose sanos, podrían ser capaces de infectar, involuntaria­mente, a otros.

Hasta ahora, los dos casos conocidos que re­señó el LISTÍN DIARIO en recientes ediciones coinciden en que los síntomas son semejantes, en ambos episodios, lo que da una idea de la capacidad regenerativa y agresiva del corona­virus.

Ahora, con la evidencia de que el fenómeno ha afectado a más de 340 pacientes identificados (sabrá Dios cuántos más lo han sido), habrá que tomar más en serio este peligro.

Y nunca bajar la guardia, ni sanos ni “recu­perados”.

Ahora, con la evidencia de que el fenómeno ha afectado a más de 340 pacientes identificados (sabrá Dios cuántos más lo han sido), habrá que tomar más en serio este peligro.

Y nunca bajar la guardia, ni sanos ni “recu­perados”.

Related post