El surrealista camino de Phoenix hasta convertirse en el mejor actor

 El surrealista camino de Phoenix hasta convertirse en el mejor actor

El surrealista camino de Phoenix hasta convertirse en el mejor actor

Joaquin Phoenix tiene la reputación de ser uno de los mejores actores a la hora de adaptarse a sus nuevos papeles, para los que suele romper todo tipo de reglas. En su filmografía encontramos largometrajes como Gladiator, Her, The Master Joker, la película de Todd Phillips que le ha valido el Oscar al mejor actor.

La cinta trata sobre la vida de nuestro amado antihéroe, desde sus intentos fallidos de convertirse en cómico hasta el completo caos y, a pesar de que han sido muchos los actores que se han pintado esa terrible mueca en la cara,  Phoenix tenía la intención de lograr la mejor actuación de todas, para lo que partía con la ventaja de que su vida también ha sido digna de una película de villanos, y lo consiguió: se llevó a casa el Oscar al mejor actor.

Un listón muy alto

Hace falta mucho talento para interpretar a Joker, el archienemigo del Caballero Oscuro. Phoenix, sin embargo, compite por llevarse el trono de mejor Joker de la historia, que está ahora muy disputado con el fallecido Heath Ledger.

Una transformación drástica

El actor perdió unos 23,6 kilos para poder interpretar al Joker. Al no haber sido nunca un hombre excesivamente fuerte, sabemos que esta tarea debe haber sido muy complicada.

Repercusiones mentales

El actor contó en el Festival de Cine de Venecia que una pérdida de peso drástica como esa impacta a nivel psicológico: «Te empiezas a volver loco cuando pierdes tanto peso en tan poco tiempo».

Utilizó su locura para meterse en el personaje

Phoenix sacrificó su propia estabilidad mental para poder meterse en el personaje. Afortunadamente, tras acabar el rodaje lo hemos visto saludable y feliz de nuevo.

Related post