Abinader se va a Hato Mayor y promete construcción de viviendas

 Abinader se va a Hato Mayor y promete construcción de viviendas

HATO MAYOR DEL REY.- El esfuerzo de once años de construcción desapareció en menos de tres horas, la tormenta tropical Isaías creó las condiciones para el derrumbe de la vivienda de Altagracia Zorrilla residente en el sector Gualey de Hato Mayor del Rey.

Zorrilla es parte de las 5,010 personas que fueron evacuadas y que según el reporte provisional del Centro de Operaciones de Emergencia significó daños a 1,168 viviendas en todo el país.

Pero fue en los sectores de Gualey, Los Cocos, Sabana y Magua de Hato Mayor donde más se sufrió.

Este domingo la gente procuraba que los reporteros de EL DÍA contaran sus historias.

Invitaban a pasar a sus casas y mostraban con preocupación sus pérdidas con la esperanza de que alguien se compadeciera de ellos y deseara ayudarles. Un anciano que vive solo, una madre soltera de múltiples hijos y un joven que martillaba era la imagen generalizada.
Perdieron electrodomésticos, perdieron sus camas, tanques de gas y la ropa.

“Esa casa yo la levanté trabajando en Bávaro, abonaba a los materiales y cuando tenía cierta cantidad entonces los sacaba y mi esposo que es albañil construía”, relata Zorrilla.

¿Zona sin riesgo?

El arroyo Guabanimo bordea la parte oeste de Gualey que es a la vez atravesado por dos cañadas. Sus residentes confirman tener décadas allí sin inconvenientes.
No obstante, hace tres años los efectos del huracán María crearon alarma.

Si bien debieron salir por la crecida del Guabanimo, el daño no fue tan impactante como con la tormenta Isaías.

En una edificación de tres niveles, por ejemplo, el agua llegó a cubrir en su totalidad la primera planta. “La gente cuando pasa por aquí entiende que todo está bien pero vengan entren para que vean”, dice Gloria Astacio otra de las afectadas.

Al igual que el resto de los afectados, lo perdió todo.

Abinader en Hato Mayor

El ambiente melancólico cambio en horas de la tarde cuando a la provincia se apersonó el presidente electo, Luis Abinader.

“Vinimos a ver los daños que la tormenta Isaías causó en Hato Mayor”, dijo Abinader.
la gente se agolpó en torno al presidente electo y su sola presencia bastó para causar algarabía y expresiones propia de tiempos de campaña. Los líderes comunitarios aprovecharon para plantearle las necesidades de la zona y pedirle que canalizara el arroyo así como las cañadas para impedir males mayores en el futuro.

Al hablar con los medios, Abinader informó que a partir del 16 de agosto someterá al Congreso un presupuesto complementario para mejorar y construir unas treinta mil viviendas en el país.

En el caso específico de Hato Mayor que presenta una situación especial tras el paso de Isaías, declaró que a la fecha se han identificado unas 300 viviendas pero que se extenderá el programa de remodelación y construcción a las que se necesite.

Agregó que, con los fondos que se ahorrara el gobierno con las medidas de eficientización del Estado, se invertirá un mayor presupuesto en el sector salud.

Previamente en una entrevista concedida al periodista José P. Monegro director de EL DÍA, había informado que el plan de construcción de viviendas será la herramienta a utilizar para dinamizar la economía nacional.

Related post