Mascarillas y geles hidroalcohólicos: Consejos para el verano

 Mascarillas y geles hidroalcohólicos: Consejos para el verano

Las mascarillas con las que evitamos contagiar el coronavirus ya están causando rozaduras y otros problemas dermatológicos que se acentúan con el calor del verano. Pero también los geles hidroalcohólicos deben usarse correctamente para evitar problemas en la piel. Estos son los consejos de la Academia Española de Dermatología y Venereologia (AEDV).

La nueva normalidad tras los meses de confinamiento nos ha impuesto unas directrices para poder convivir sin riesgos con el coronavirus: además de distancia social de 1,5 metros y limpieza de espacios púbicos, es obligatorio el uso de mascarillas en lugares públicos y privados donde no se pueda guardar la distancia de seguridad y lavado frecuente de manos (que se puede complementar con gel hidroalcohólico).

Las mascarillas y la irritación de la piel
Las mascarillas ya están provocando irritaciones en la piel de la cara y las orejas y que con el calor se potencia aún más, aunque no se considera una alergia.

“Tener la boca y la nariz tapada genera más humedad al respirar y se incrementa la temperatura y esto hace que la piel se irrite más”, señala José Manuel Carrascosa.

Pero también se produce mayor secreción de grasa en la piel y, en aquellas con tendencia al acné, se puede agravar, pero también ocurre con los que padecen rosacea, una enfermedad de la piel con rojeces y vasos sanguíneos visibles, o dermatitis atópica (un tipo de eccema).

Related post