Gobierno debe pagar US$1.9 millones a militares dominicanos que fueron a Irak hace 17 años

 Gobierno debe pagar US$1.9 millones a militares dominicanos que fueron a Irak hace 17 años
  • Se trata de unos 602 militares y policías que fueron a Irak como parte de «una misión de apoyo y reconstrucción»
  • Una comisión de oficiales asegura que no encontró evidencias que sustenten la promesa de viviendas reclamada por exsoldados

Después de 17 años de que un grupo de 602 militares y policías dominicanos fueran a la guerra de Irak como parte de una misión de apoyo y reconstrucción, una comisión de oficiales determinó que el Gobierno debe pagarles US$1,942,526 (unos 114 millones de pesos) por concepto de viáticos, especialmente a los que participaron como miembros de las Fuerzas Armadas.

En un documento que envió en junio pasado el exministro de Defensa, teniente general Rubén Paulino Sem, al entonces ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, se incluye la investigación interna hecha por un mayor general, cuatro generales y dos coroneles, en la que concluyen y recomiendan que se distribuyan US$1,209,406 en la Fuerza de Tarea Quisqueya I, que estuvo integrada por unas 302 personas, y US$733,120 en la Fuerza de Tarea Quisqueya II, que abarcó al resto.

Según se informó a Diario Libre, compete ahora a la Presidencia determinar de dónde saldrán los fondos para hacer esos pagos que por años reclamaron participantes en la misión especial.

  • Los 602 miembros que cita la comisión –también se ha manejado 604– fueron enviados a Irak en agosto de 2003 y en enero de 2004 por el entonces presidente Hipólito Mejía, quien buscaba la reelección. A pesar de la oposición política y social de esa decisión, el Gobierno dijo que se envió al contingente para ayudar al pueblo iraquí a reformar sus instituciones y reconstruir su país asediado por una guerra motivada principalmente por la supuesta posesión y desarrollo de su líder, Saddam Hussein, de armas de destrucción masiva.

La base de operaciones de los dominicanos estaba en Diwaniya, una ciudad a unos 180 kilómetros al sur de Bagdad. El grupo se integró a tropas de Honduras, El Salvador, Nicaragua y España (que las encabezó) para conformar la Brigada Multinacional Plus Ultra de la operación Iraqui Freedom, liderada por los Estados Unidos.

Según el Ministerio de Defensa, el personal que participó en las Operaciones de Estabilización (reconstrucción) en el Estado Árabe de Irak realizó tareas de vigilancia, patrullaje e inteligencia, hasta que se terminó la misión en mayo de 2004.

Tras su retorno, hubo militares que presentaron estrés postraumático y otros aún tienen secuelas comunes como agresividad e intolerancia. El excabo Rubén Rivas Rodríguez, quien fue miembro de la Fuerza de Tarea Quisqueya II, mantuvo un cuadro mental que le provocó vivir como un demente, según comprobó Diario Libre en un reportaje publicado en mayo de 2019.

Related post