Dale un giro a la lasaña tradicional y prepara esta con puré de papa, espinacas y queso.

 Dale un giro a la lasaña tradicional y prepara esta con puré de papa, espinacas y queso.

Las espinacas o (Spinacia oleracea) son verduras de hoja verde cuyo origen se remonta a Persia. Están repletas de nutrientes y antioxidantes, que pueden ayudan a mantener sanos los ojos, prevenir el cáncer y reducir los niveles de presión arterial.

Pero eso no es todo, no solo basta con comerla, sino que se necesitas aprenderla a preparar para que tu organismo reciba todos esos nutrientes. Así que hoy te vamos a revelar como cocinar espinacas al vapor de forma correcta para que no pierda sus propiedades.

Contrario a lo que se podría pensar, al someter a las espinacas a alguna forma de cocción, se alteran sus paredes celulares y, por ende, se incrementan la cantidad de nutrientes.

Uno de los más importantes es el hierro, que ayuda a fortalecer el sistema inmune y ayuda a transportar oxígeno entre las células del cuerpo.

Por cada taza de espinaca cruda vas a obtener 0.8 miligramos de hierro, mientras que en 1/ taza de espinacas cocidas el número será de 3.2 miligramos. Así que si quieres conseguir más nutrientes, el secreto está en cocinarlas adecuadamente.

La clave es cocerlas por al menos 25 minutos y, a continuación, te damos el paso a paso:

1. Pon las hojas de espinacas sobre un colador y elige las hojas más verdes y firmes. Lava con ayuda del agua corriente y retira aquellas que estén marchitas o en mal estado.

2. Por cada taza de espinacas frescas vas a cocinarlas con 1/3 de taza de agua; la cantidad será triplicada si la piensas comer con otras verduras en una olla.

3. También puedes hacerlo sobre una sartén y puedes colocar las hojas de espinacas con un poco de aceite de oliva o agua y revolver las hojas hasta que se cuezan.  

Related post