|

Estados Unidos acelerará desde hoy la deportación de inmigrantes encarcelados

Jeff-SessionsWashington. Los inmigrantes condenados por un delito federal en Estados Unidos enfrentan desde hoy el riesgo de deportaciones más rápidas a raíz de una medida anunciada por el fiscal general del país, Jeff Sessions.

El secretario de Justicia dio a conocer la expansión y modernización del Programa de Audiencias Institucionales de su Departamento, que celebra vistas de deportación para extranjeros mientras aún están en una prisión norteamericana.

Según difundió Sessions este jueves, la propuesta acelerará el proceso al permitir que en cuanto un inmigrante cumpla sanción en la cárcel, sea enviado de regreso a su nación de origen.

Le debemos al pueblo estadounidense asegurarnos de que los extranjeros ilegales condenados por crímenes y que están cumpliendo condena en nuestros presidios son expulsados rápidamente como la ley lo requiere, manifestó el fiscal general en un comunicado.

El proyecto establece 14 prisiones federales y seis facilidades contractuales para los nuevos procedimientos de deportación.

También comprende la modernización de la infraestructura y recursos de videoconferencias para facilitar las audiencias, y la adopción de una política uniforme sobre el procesamiento de los presos.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, ahora los jueces irán a los centros penitenciarios para iniciar allí los procesos, en lugar de enviar a los foráneos a las instalaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, como se procedía hasta ahora.

Estadísticas del Buró Federal de Prisiones de Estados Unidos muestran que 20 por ciento de los encarcelados de la nación son extranjeros, la mayor parte de ellos -14,2 por ciento- de origen mexicano.

La nueva medida se une a otro anuncio realizado este mes por el Departamento de Justicia de que enviará jueces de inmigración a seis centros de detención cerca de la frontera sur, para acelerar la salida de indocumentados.

Al mismo tiempo, Sessions amenazó el lunes último con quitarles las subvenciones a las llamadas ciudades santuario que limiten su cooperación con agentes federales de inmigración.

Todos esos pasos se suman a las directrices aprobadas el 21 de febrero por la administración de Donald Trump, las cuales agilizan la deportación de inmigrantes indocumentados y prevén la contratación de 15 mil nuevos agentes migratorios.

Esas normas especifican que no solo se perseguirá a los indocumentados con cargos criminales violentos, sino también a aquellos que hayan ‘abusado’ de los beneficios públicos o que, ‘a juicio de un agente de inmigración, puedan suponer un riesgo para la seguridad pública y nacional’.

La medidas del Gobierno de Trump en relación con estos temas han sido fuertemente criticadas dentro y fuera del país, y han provocado numerosas movilizaciones de rechazo.

 

Short URL: http://notidiarias.com/?p=40165

Deja un comentario

publicidad@notidiarias.com

Comentarios recientes