|

La lucha política es legítima y la controversias afloja

Luis TaverasEn la lucha política es legítimo que las controversias afloren y se multipliquen. Es un ejercicio ciudadano que hay que estimular e incentivar. La Constitución nuestra establece los mecanismos y recursos para dentro del rango de las posibilidades poder ejercerlo dentro del marco de los derechos fundamentales.

Es más, la democracia se fortalece en la medida en que esos derechos ciudadanos se alimentan de demandas y acciones que con libertad y autonomía Puedan recrear permanente una conciencia crítica y audaz sobre los principales problemas que son inherentes a su existencia como sujeto de acción y contribución al avance y desarrollo de la sociedad.

Desde esa perspectiva el reconocimiento ciudadanos desde la institucionalidad del legal y del estado debe incluir no solo la posibilidad de derechos consagrados universal, sino de mecanismos concretos y específicos sobre cómo poder ejercerlo sin mayores percances. Sin embargo en las controversias públicas se ha estado observando un dislocamiento de estos preceptos democráticos.

La base de sustentación de cualquier posición esta inalterablemente unida a acciones de descalificaciones y exclusiones(discurso de propaganda usado en contextos fascistas) y lograr arrinconar el adversario para luego en foros públicos someterlo a un fusilamiento moral; el debate no se centra en argumentos sino en nombradías personales que buscan restarle méritos a líderes que aún cuando no son un manto de virtud, son los únicos posibles para viabilizar los fundamentos del desarrollo del país.

El tema de la corrupción si bien es cierto que hay una clase media habida de que sea tomada como prioridad en la agenda nacional, también está siendo naringoneada por sectores tradicionales que buscar crear el caos y el desorden. Y si ellos logran controlarla(la lucha anticorrupción) libramos dios de las consecuencias para el país de los resultados de la misma. Todos debemos inclinar nuestra bandera de lucha para construir un escenario de lucha contra este flagelo y demandar que desde el estado se tomen las medidas cautelares para limitar su propagación en los ámbitos societalales; que si alguien ha cometido (funcionario público y ciudadanos privados) acciones impudicas en el ejercicio de sus labores sean sometidos con las evidencias suficiente y que sean condenados bajo el orden jurídico-legal existente.

Pedir otra cosa es desviar la lucha hacia objetivos aviesos y sin fundamentos que buscan no contribuir a la solución del problema sino a crear confusión y caos para posterior pescar en rio revuelto y lograr objetivos inconfesables que compiren contra la patria. Unamonos a la lucha contra la corrupción para mejorar nuestras éticas y avanzar hacia peldaños de desarrollo superior; que este espacio sea aprovechado para adecentar nuestra practicas políticas y no para apañar conductas pasadas y presente.

Hagamos de esta jornada (la lucha contra la corrupción) una oportunidad para construir un liderazgo sin las traduccionales rémoras que puedan coartar las posibilidades de avanzar hacia una sociedad cuyas prendas morales sean mayores. !!!Luchemos por ella!!!!!

Short URL: http://notidiarias.com/?p=40007

Deja un comentario

publicidad@notidiarias.com

Comentarios recientes