|

La sabiduría y la experiencia.

Luis TaverasPor: Luis Taveras

Siempre ha sido motivo de muchos estudios y reflexiones acerca de la sabiduría y la experiencia.

Esta ecuación ha sido fundamental para entender los escenarios más importante de la representación humana a todos los niveles.

Obviamente y desde los tiempos más antiguos la experiencia ha sido tomada en cuenta como receptáculo natural del conocimiento de las cosas.

Y es que la experiencia, sabiduría y conocimientos han ido de la mano para entender, interpretar y enderezar los refugios inmarcesibles de la naturaleza humana.

Por eso es que el verdadero mal del proceso de envejecimiento no es el debilitamiento del cuerpo, es la indeferencia del alma.

En la medida que va pasando el tiempo y conforme a la intensidad de la vida vamos adecuando nuestras conductas y comportamiento de vida más pausada, más reflexiva y con mucho más valor en la esencia que en los entornos que las adornan; en muchas de las cosas que antes aparecían como simples pero que sustanciaban la existencia; a priorizar  nuestras actividades para pensando no en lo inmediato sino en el porvenir; haciendo que la vida sea más placentera observando la multilaridad de la misma; haciendo de la prisa una tarea olvidada conservando la racionalidad como tarea cotidiana; guardando las emociones y la agitada vida solo para las grandes luchas en lucha constante contra la fatiga; tratando de alcanzar una orientación hacia nuestros semejantes (sobre todo los jóvenes) como si se tratara de un audiovisual cuyo guión lo hemos hecho con esmero y dedicación; e incluso los caminos se construyen con más razones para vivir que en ninguna otra época; en fin, cuando se llega a una etapa de la vida de cierta madurez los hábitos y costumbres se realizan a través de un repositorio de sabiduría que solo la experiencia ofrece.

Y creo que ahí comienza la parte de la vida que ofrece la gran oportunidad de engrandecer los valores y principios que cohesionan, a través del ejemplo, una educación y una actitud que sirve de Marco de referencia para el buen vivir de generación en generación.

No es casual que en las primeras civilizaciones quienes eran escogidos para gobernar eran aquellos ciudadanos cuya identidad tenía que estar asociada a la experiencia.

Quien goza del privilegio de llegar a una experiencia vivida con sabiduría y con entusiasmo por la vida estarán siempre presente en el alma y en el corazón de todos aunque no se haya conocido físicamente. Saber llegar ahí es obra de sabio.

Short URL: http://notidiarias.com/?p=39914

Deja un comentario

publicidad@notidiarias.com

Comentarios recientes