|

Cirugía laparoscópica es cambio más importante en medicina después de anestesia y antibióticos

DSC_0274SANTO DOMINGO,   Veinticinco años después de haber realizado la primera cirugía laparoscópica en República Dominicana, el doctor Abel Ricardo González está convencido de que esa técnica quirúrgica ?caracterizada por pequeñas incisiones y el uso de instrumentos de poco grosor- “constituye el cambio más importante que ha habido en la medicina después de la anestesia y de los antibióticos”.

Es que, según él, esta técnica “ha cambiado completamente la forma de hacer cirugía, haciendo una invasión mínima del cuerpo del paciente y logrando recuperación más rápida con dolor post-operatorio menor”.

“La cirugía laparoscópica ha sustituido con éxito a la cirugía abierta como la opción de tratamiento preferida para afecciones en el abdomen y el tórax”, dijo el cirujano del Centro de Medicina Avanzada Abel González.

“Ahora, con tres o cuatro pequeños orificios y el empleo de una cámara de video que se introduce en el cuerpo, podemos resolver cualquier problema, a diferencia de antes, cuando se hacía una invasión de mayor impacto que provocaba internamientos más largos”, destacó.

González, miembro de una familia con larga tradición en la medicina dominicana, maneja en esa clínica, junto a su hijo José Abel González Frómeta, cirujano graduado en Saint Vincents Hospital, de Nueva York, el Centro de Cirugía Minimamente Invasiva.

Explicó que la cirugía laparoscópica empezó en Republica Dominicana en vesícula ?él hizo la primera aquí en 1990? “pero ya todo se hace con esa técnica. Todo lo que está en la cavidad abdominal se trata con laparoscopia, excepto páncreas”.

Citó los procedimientos bariátricos para la obesidad -de los cuales él es también pionero en el país- la reparación de hernia inguinal, corregir anormalidades en el intestino, apéndice, bazo, riñones, vejiga. glándulas adrenalinas y órganos reproductores de la mujer.

“Me he encontrado que la cirugía de apendicitis por laparoscopia, tiene un beneficio mayor, ya que antes una apendicitis aguda perforada con peritonitis (que es una infección purulenta de la cavidad abdominal) había que hacer una incisión grandísima para poder lavar bien el abdomen. Ahora con una apendicitis perforada con peritonitis, con tres pequeños orificios se entra al abdomen, se saca el apéndice, se lava mejor el abdomen que antes cuando era abierto y los pacientes se benefician increíblemente. Ese paciente con peritonitis antes había que dejar la herida abierta, curarlos todos los días la primera semana, mandarlos para su casa una o dos semanas después y curarlos durante seis semanas con la herida abierta. Ahora, con tres pequeñas heriditas se resuelve una peritonitis, ya sea por diverticulitis o apendicitis. Eso es increíble”, agregó.

Calcula que con técnica laparoscópica ha realizado alrededor de 6 mil operaciones en veinticinco años y que con ella se siente más cómodo y seguro al intervenir un paciente.

Muchos otros cirujanos le han seguido los pasos y se estima que la técnica laparoscópica se ha afianzado en los centros de salud privados dominicanos, aunque está rezagada en los establecimientos públicos, con excepción de los grandes centros construidos por el Estado en Santo Domingo.

No hay estadísticas oficiales del porcentaje de cirujanos que practica laparoscopia en República Dominicana. Pero hace poco el doctor José R. Domínguez, del Colegio Dominicano de Cirujanos, dijo que “en nuestro país no existe una estadística que nos refieran estos datos, pero podríamos deducir que en nuestro país el uso de esta cirugía de mínimo acceso oscila entre el 25 a 30 % de forma global”.

josepimentelmunoz@hotmail.com

 

Short URL: http://notidiarias.com/?p=32044

Deja un comentario

publicidad@notidiarias.com

Comentarios recientes